EL SUECO Y EL ESPAÑOL QUE VIAJABAN CON PAYÁ CONFIRMAN ACCIDENTE

EL SUECO JENS ARON MODIG Y EL ESPAÑOL ÁNGEL CARROMERO, QUIENES VIAJABAN JUNTO AL DISIDENTE CUBANO, AVALARON LA VERSIÓN DEL GOBIERNO DEL ACCIDENTE VIAL, NEGADA POR LA FAMILIA

Para muchos esta declaración de los acompañantes de Payá y Harold fallecidos en el accidente del pasado 22 de julio tiene tintes de amenazas y presiones políticas y policiales. Hace unos minutos vi un video de Carromero, el joven español, que pedía la solidaridad internacional para que lo ayudaran a salir de Cuba lo más pronto posible. El sueco “se hace el sueco” y ha cantado como un canario, pero sus reacciones no son muy abiertas como amerita la situación, sobre todo porque tanto él como Carromero eran amigos de Payá y Harold.

La noticia que divulgan los medios, después de que el gobierno cubano los “presentara” a la prensa internacional es esta:

 Jean Aron Modig explicó que viajó a la isla siguiendo instrucciones de su partido, la Liga Juvenil Cristianodemócrata (KDU), con el fin de reunirse con el opositor y miembros de su grupo y entregarles dinero, unos siete mil euros, aunque admitió que había entrado a la isla con visado de turista y que había viajado a Cuba junto con Carromero con tres propósitos fundamentales, uno de ellos era dar dinero a Payá. También tenía previsto organizar junto con la hija de Payá “un ala juvenil” del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL) –que presidía el líder opositor– y apoyar a este grupo disidente en los “viajes que quisiera realizar” dentro de Cuba, según informa el blog ‘La pupila insomne’, de tendencia oficialista.

Poco antes viajar a la isla, el político sueco se reunió en Estados Unidos con representantes del Instituto Republicano Internacional Republicano (IRI) y del Instituto Nacional Demócrata (NDI), dos organizaciones que apoyan acciones a favor de una transición democrática en Cuba.

Modig, dirigente de la Juventud Cristiano Demócrata de Suecia (KDU), ha revelado que ya había estado en Cuba en el año 2009 para entregar dinero y equipos a “periodistas y economistas” de la isla.

Con respecto al accidente en el que murió Payá, Modig ha dejado claro ante la prensa extranjera que ningún otro coche les estaba persiguiendo y ha aseverado que se trató de un accidente. También ha dicho que no recuerda haber enviado un SMS desde su móvil advirtiendo de que otro coche les estaba persiguiendo, sólo haber informado de que se encontraba bien. Afirmó que era Ángel Carromero, el joven español del Partido Popular quien conducía el automóvil en el que se mataron Oswaldo Payá y el opositor Harold Cepero.

El sueco habló ante la prensa internacional en La Habana en una comparecencia convocada por autoridades cubanas. Previamente se mostró un video con imágenes y declaraciones tanto del sueco como del español Ángel Carromero.

Carromero, que conducía el auto, confirmó también la versión oficial del accidente, mientras la Cancillería de España pidió “discreción” para la “rápida y feliz repatriación” del español.

En el video mostrado a la prensa extranjera por el Ministerio del Interior cubano, Carromero negó que en el accidente ocurrido cerca de la ciudad de Bayamo, a unos 700 kilómetros de La Habana, haya estado implicado un segundo vehículo. “No vi el cuenta millas. No puedo garantizar a qué velocidad iba. Al entrar en el terraplén (camino sin pavimentar), perdí el control del coche en una zona de grave y la dirección ya no nos funcionaba”, relata Carromero en el video.

La declaración echa por tierra las versiones, en parte de la familia de Payá y de otros sectores políticos, de que el accidente había sido provocado por otro auto.

De 27 años y miembro de la organización juvenil Nuevas Generaciones del Partido Popular que ahora está en el Gobierno con Mariano Rajoy a la cabeza. El dirigente conducía el automóvil en el que murieron Payá y el opositor Harold Cepero.

El Ministerio del Interior cubano emitió el viernes un comunicado en el que responsabilizaba a Carromero del accidente por exceso de velocidad, ya que según la investigación de las autoridades cubanas, el automóvil duplicaba la velocidad permitida en un tramo en obras y sin asfaltar.

Las autoridades cubanas no formalizaron cargos contra Carromero, pero el joven político del PP se encuentra detenido en La Habana a la espera de que concluya la investigación del accidente.

Esto es lo que han dicho los “detenidos” por el “accidente de Payá y Harold. Es difícil como afirma una gran mayoría que digan algo más mientras estén en territorio cubano y los gobiernos a los que pertenecen piden cautela para que el estado cubano los libere y puedan viajar para reencontrarse con sus familias. Todo depende de cómo ” repitan lo que le han dicho”.  Ustedes tienen la palabra, pero la mía es que hay coles podridas en todo este circo que han armado alrededor de los jóvenes sueco y español. Es que Cuba no es creible para nadie, por mucho que ellos se esfuercen en hacer creer otra cosa. Acumulan mucha mierda y es el estado más mitómano de todo el mundo.

Fuentes: Infobae, AFP, Agencias acreditadas en La Habana, Noticiero Telecinco, Google noticias e imágenes, Youtube, Edición: El Lagarto Verde.

Anuncios

LA MORINGA, EL NUEVO AMOR DE FIDEL CASTRO

Por: Carlos Alberto Montaner

Fidel Castro se ha enamorado de la Moringa. Es un amor crepuscular. A sus 86 años, como en los boleros, ha encontrado otra razón para vivir. La Moringa es una planta milagrosa que viene de la India. Es una fuente inagotable de proteínas y minerales que crece casi sin agua y en cualquier terreno. Por qué la Moringa no ha efectuado sus prodigios en la India es una pregunta incómoda que el viejo Comandante no se hace.

Fidel es un hombre de respuestas, no de preguntas. No conoce la duda, esa actitud típica de los agentes de la CIA. Fidel está seguro de que esta vez ha acertado con la bala de plata adecuada para matar de un tiro todos los males económicos que aquejan al país. Será su legado final a la nación que ha dirigido desde hace tres generaciones, aunque en el tramo final lo asiste su hermano Raúl, en tantos sentidos, pequeño.

No es la primera vez que Fidel resulta iluminado por estas intuiciones geniales. El economista Marzo Fernández, escapado del manicomio hace unos años, sintetizó muy bien la lista de hallazgos portentosos debidos a la iniciativa de Fidel: una semilla de gandul que crecía hasta en el cepillo de dientes; el arroz IR8; el café Caturra que no necesitaba sombra, ni agua, ni tierra, porque, como la hidra, arraigaba tenazmente hasta en las piedras; un plátano maravilloso cultivado por microjet; un tipo de ganado con vacas generosas que daban ríos de leche y toneladas de carne que no cumplió lo que se esperaba, pero al menos les dejó a los cubanos la única estatua que existe en el mundo a una vaca, la gloriosa Ubre Blanca, junto a un toro semental, ambiguamente llamado Rosa Fe, también venerado, que murió en acto de servicio y en los brazos amorosos de un mamporrero tras la milésima eyaculación revolucionaria.

¿Para qué seguir? La revolución cubana es algo así como la versión caribeña del Gabinete del Doctor Caligari o la consulta del Dr. Frankestein.

La sociedad cubana es un laboratorio experimental colocado a la disposición de un tipo arbitrario y lleno de imaginación, colérico y autoritario, que lleva más de medio siglo buscando un truquito que catapulte a la fama y a la prosperidad la hacienda de su propiedad llamada Cuba. Ese personaje, Fidel, ha acaparado y se ha reservado absolutamente la capacidad de tomar iniciativas. Es él quien precisa cuáles son las necesidades y las resuelve. Es él, en exclusiva, quien descubre las oportunidades y se lanza a explotarlas.

Por eso, entre otras razones, ese régimen es un fracaso absoluto. Si le vamos a creer a los discípulos de Wilfredo Pareto -y hay razones para tomar en cuenta a este extraordinario economista italiano- el 20% de la sociedad tiene el ímpetu que se necesita para tirar del 80 restante.

De esa quinta parte llena de energía surgen la mayoría de las iniciativas. Eso quiere decir que en un país como Cuba, Fidel Castro se ha apoderado de las facultades creativas de más de dos millones de personas y las ha condenado a la pasiva obediencia de sus caprichos más delirantes, lo que explica (en parte) la miseria y la desesperanza que imperan en esa pobre nación, de la que los jóvenes quieren escapar a bordo de cualquier cosa porque, dada la experiencia, son incapaces de creer que algún día conseguirán mejorar la calidad de sus vidas.

Raúl Castro no ignora nada de esto. Él sabe que los arrebatos de su hermano son responsables de una buena parte del fracaso económico del país, pero su autoridad no le alcanza para frenarlo. Lo ha obedecido ciegamente toda su vida y esos comportamientos se convierten en hábitos. En todo caso, Raúl es un déspota diferente. Administra el desastre, pero no lo provoca. Su intención es mantener el poder político a cualquier costo y quiere copiar el modelo vietnamita, aunque no se sabe muy bien qué es ese engendro. Me cuentan que Raúl despachó la historia de la Moringa con un comentario melancólico e impotente: “Son cosas de Fidel”.

Fuentes: Carlos Alberto Montaner es periodista y escritor. Su último libro es la novela La Mujer del coronel, Infobae.com, Caricaturas: Cortesía de Alfredo Pong y Omar Santana, Google noticias e imágenes, editado por: El Lagarto Verde

EL GERENTE Y EL “CUADRO”, OTRAS CARAS DEL CUBANO LADRÓN

SON UNA COMBINACIÓN PELIGROSA DE GERENTE CON IDEÓLOGO DE BAJA ESTOFA. SUELEN ESTAR A CABALLO ENTRE UN BURÓCRATA ABURRIDO Y UN DELINCUENTE DE CUELLO BLANCO.

Por: Iván García  

Son una combinación peligrosa de gerente con ideólogo de baja estofa. Suelen estar a caballo entre un burócrata aburrido y un delincuente de cuello blanco.
La estrafalaria jerga partidista los ha etiquetados como ‘cuadros’. Un tipo mitad pícaro criollo, mitad funcionario del Estado. A conveniencia repiten como papagayos el discurso oficial.


Llegado el caso, se convierten en informantes de la policía o los servicios especiales. Muchos cubanos de a pie los ven como auténticos degenerados, otros consideran que son simples oportunistas.
Está claro. Si alguien le ha cogido la vuelta al sistema diseñado por los hermanos Castro son los ‘cuadros’ administrativos. Conozca a dos “compañeros” que trabajan dentro de la abultada estructura gubernamental.

Llamémosle Roberto y Fermín. No se conocen entre sí. Pero se comportan como almas gemelas. Los dos portan maletas negras, donde cargan un manojo de papeles con membretes estatales. De regreso a casa, lo hacen repletos de productos o dinero lucrado en un día normal de faena.
Dentro de la casta de ‘cuadros’, los hay de clase baja, media y alta. Mientras más cerca se encuentra de la superestructura del poder, reciben mayor cantidad de dinero o beneficios. Roberto y Fermín se ubican en la clase media, esa que no llama demasiado la atención.
Roberto es administrador de un centro nocturno. Cuando llega el verano comienza su ‘danza de los millones’. Es miembro del partido comunista y jefe de una cuadrilla que, en caso de disturbios, sale a golpear a los disidentes de barricada. Como la mayoría de los hombres en Cuba, ha pasado entrenamiento militar, y está listo para enfrentar una supuesta guerra contra los ‘marines’ gringos.

Un día a la semana se reúne con su núcleo del partido. En su maleta negra, Roberto lleva tres botellas de ron. Después del tedioso encuentro, bebe ron añejo con los amiguetes. A ratos los invita a tirar una cana al aire. Desde el móvil llama a un cuarteto de chicas esculturales y bisexuales. Y en una casa en la playa arman una sonada orgía.
A ese derroche monetario Roberto lo denomina ‘gastos de representación’. Una manera de tener de su lado a los caciques políticos superiores. También de vez en cuando los “moja” con billetes. Y les da carta abierta para que asistan a su discoteca. Los gastos corren a cuenta de la casa.
Un ‘cuadro’ astuto teje una red de amistades influyentes. Roberto tiene amigos entre algunos militares y oficiales de la Seguridad del Estado. Aunque el habanero sabe que si algún día va tras las rejas, de poco le servirá.
Pero mientras esté en funciones, Roberto aprovecha esas amistades para intimidar a sus jefes y gestionar asuntos de poca monta. Un tipo de tres estrellas es como tener un perro de raza a tu lado. Una garantía.

 Por tanto, poco importa que uno de sus amigotes militares con cierta frecuencia pase por su centro y en su Gely chino cargue dos cajas de cerveza, varias botellas de whisky, chorizos españoles y media pierna de jamón.
Roberto recupera esos gastos por la noche. La clave de un administrador de turismo o gastronomía es tener un buen especialista que encubra los robos. El económico debe ser mago. Por ahí sale la malversación.

 Aparentar ser uno más dentro del sistema verde olivo es esencial para justificar el alto nivel de vida. Roberto posee dos autos y cada uno de sus hijos maneja una moto. Tiene más de una amante y una cantidad razonable de divisas escondidas en sitios diferentes. No se va detener ante nada a la hora de ganar dinero. Si hay que patear a las Damas de Blanco, cuenten con él.
Pero su adversario ahora no son las mujeres “mercenarias”. Es el presidente Raúl Castro y su séquito. Sobre todo la Contralora General de la Republica, Gladys Bejerano. Con sus auditorías lo está poniendo difícil. Cada día se puede robar menos.

 Los ‘cuadros’ al estilo de Roberto, se preguntan hasta dónde piensa llegar el General, que parece juega en serio. A Roberto le jode que implante un estado de sitio persecutorio contra las clases medias y bajas que apoyan al ‘sistema’, palabra sinónimo de gobierno, revolución y socialismo.
Mientras, no los cojan, estos pesos pesados tienen inmunidad para tener maletas llenas de dinero. Las mafias en la gastronomía y el turismo siguen trazando sus estrategias. Y siguen robando. Siempre lo hicieron. Y no ven por qué no deban continuar haciéndolo.


Fermín es otro ‘cuadro’ del ‘sistema’. Trabaja en una dependencia de la Unión de Jóvenes Comunistas. Ha pasado escuelas del partido y de memoria se aprendió varios tratados de Carlos Marx y trechos de discursos de Fidel Castro.
El pichón de ‘cuadro’ estaba tan adoctrinado, que cuando charlaba parecía un clon de Castro dando una arenga. Luego fue tomando mañas. No se le han olvidado los libros marxistas ni los discursos. Ahora los utiliza a discreción. En su momento.
Cuando por la mañana, en una fábrica pide mayor productividad a los trabajadores, Fermín engola la voz y se deja llevar por la pasión revolucionaria y el discurso encendido. Después de los aplausos automáticos, rumbo a un barrio pobre, cambia su oratoria y la adecúa a la gente marginal.


Esa tarde, Fermín tiene una cita con un amigo de la infancia que se mueve como pez en el agua en el bajo mundo. Es la persona que en pesos convertibles le vende invitaciones a discotecas y centros nocturnos robadas por Fermín.
Una manera ‘legal’ de obtener divisas. Con esa plata y el desvío de partidas de pollo y queso asignadas a “actividades recreativas” de su organización, Fermín, usando como hombre de paja a su socio, ha montado una cafetería privada.
Las ganancias son altas. La mayoría de los insumos le salen gratis o a muy bajo costo. Ya Fermín reparó su casa. Y hace arreglos para instalar un confortable nido de amor en la vivienda de una querida.


A Fermín, a diferencia de Roberto, no le preocupa la ofensiva contra la corrupción y el burocratismo desatados por Raúl Castro. En su bolsillo tiene el almanaque: 29 años. Y un futuro político promisorio por delante.
Su meta es subir por la escalera encaracolada del status quo. Cuando Dios se lleve a los Castro y los viejos líderes, quiere estar bien posicionado. El poder le gusta más que el dinero.

Fuentes: Iván García, Martí noticias, Google noticias e imágenes, edición: El Lagarto Verde

EL DEPORTE CUBANO A LAS PUERTAS DE UN DESASTRE O DE UN MILAGRO

Por: Jorge Ebro

Dios salve a la Reina, clama el viejo himno británico. En el fondo, las autoridades cubanas quisieran que ese pedido se extendiera a la delegación cubana que tomará parte en los Juegos de Londres 2012, porque las perspectivas no son las mejores, algo que ya se reconoce en la isla sin ningún reparo.

Las Olimpiadas, que comenzarán esta semana en la capital inglesa, serán una gran prueba para el deporte antillano: o se produce una recuperación y Cuba vuelve a la cima de la legión latinoamericana, o se agudiza la crisis y el país continúa la pérdida de terreno mostrada en Beijing hace cuatro años.

“Creo que por primera vez existe cierto elemento de pesimismo, porque no se pueden hacer pronósticos con seguridad de que ganaremos medallas en este o aquel deporte’’, expresó un conocido periodista especializado. “ Cuba puede ganar tres, cuatro, hasta cinco oros, o puede irse sin medallas de ese color. Todo se ve más oscuro’’.

En la cita de Beijing, Cuba sufrió un duro revés al ceder su puesto cimero entre las naciones de la región en metales dorados al verse superada por Brasil, una nación que está inyectando muchos millones en sus programas deportivos con el objetivo de lucirse cuando le toque ser sede en Río de Janeiro en el 2016.

La isla terminó en el lugar 28 con dos oros, 11 platas y 11 bronces en China, para quedar muy por detrás de lo logrado en Atenas 2004, donde alcanzó nueve oros, siete platas y 11 bronces.

Si en la capital china Dayron Robles subió a lo más alto del podio en los 110 metros con vallas y Mijaíl López hizo otro tanto en la lucha grecorromana, ambos vienen de perder en los torneos del orbe, y el primero incluso llegó a criticar fuertemente las carestías que habían marcado su preparación.

El ciclo olímpico ha estado marcado por limitaciones económicas que afectaron la preparación de los atletas cubanos, imposibilitados de topar de manera consistente con sus rivales de élite. De hecho, la isla irá con una de sus delegaciones más pequeñas de los últimos tiempos, 110 deportistas, por debajo de los 165 que asistieron a la sede asiática.

“La delegación es más pequeña, sin duda, por problemas financieros, pero también por un hecho importante: la ausencia de deportes colectivos’’, afirmó Pérez de la Ve, un cronista que llegó a Miami hace unos meses. “ Ese es un golpe duro, porque refleja directamente los problemas que aquejan al sistema deportivo del país’’.

Sin contar con las ausencias de los juegos de 1984 y 1988 por puras decisiones políticas de La Habana, desde México 1968 Cuba siempre asistió a las Olimpiadas con deportes de equipo, sobre todo en voleibol, que tantas glorias diera en la rama femenina —aquellas inolvidables “Morenas del Caribe’’— con tres oros consecutivos.

El voleibol fracasó de manera decepcionante en los eventos clasificatorios —por primera vez desde 1972 no habrá representación de esta disciplina—, al igual que el baloncesto, la esgrima, la gimnasia y el balonmano. Como si fuera poco, el béisbol ya no forma parte de la familia olímpica y, de haber ido, tampoco había garantías de regresar con la máxima presea, como sucedió en Beijing.

Así pues, Cuba pone toda su fe en los deportes de combate. El taekwondo, el judo y especialmente el boxeo pueden levantar el peso de la isla en Londres, pero, de nuevo, la seguridad no existe. La otrora casi invencible escuadra de pugilistas se ha visto mermada por las fugas de sus mejores talentos, hoy esparcidos por todo el mundo y, de manera puntual, en Miami.

En el pasado campeonato mundial, la isla sólo pudo asegurar dos títulos, Lázaro Álvarez (peso pluma) y Julio César La Cruz (semi -completo), pero no lleva equipo completo al no clasificar en dos divisiones y pudiera repetirse el fiasco de Beijing, cuando ningún antillano subió a lo más alto del podio.

“Cuba sigue teniendo mucho talento, pero este no es aquel equipo profundo de Atenas o el de Barcelona’’, afirmó el profesor y entrenador Roberto Quesada, un estudioso del boxeo. “ Muchos de los campeones que deberían defender sus coronas o buscar nuevos trofeos, están en Miami o en Europa. Las fugas han mermado el voleibol masculino, la pelota, pero han hundido al boxeo’’.

Las fugas y una nueva realidad económica pueden terminar de hundir un sistema deportivo que de repente resulta demasiado costoso de mantener. Las escuelas y centros de alto rendimiento deportivo aparecen ahora como un lastre para un gobierno preocupado en jugar al capitalismo de miniatura y mantener el control político a la misma vez.

Londres 2012, entonces, pudiera quedar en la historia como la Olimpiada que marcó un renacer para el deporte cubano o la que fijó el momento definitivo en que dejó de ser relevante para el país. Si ocurre esto último, que Dios no sólo salve a la reina de Inglaterra, sino también a los deportistas cubanos.

Fuentes: El Nuevo Herald, Caricatura cortesía Alfredo Pong, Google noticias e imágenes, Edición El Lagarto Verde

LO QUE ME IMPRESIONÓ DE LA MUERTE DE PAYÁ

 ESTE TRABAJO LO ESCRIBIÓ MARTÍN GUEVARA, UN ARGENTINO   QUE SE CRIÓ EN CUBA, DONDE SU FAMILIA SE REFUGIÓ HUYENDO DE LA DICTADURA (1976-1983). DESILUSIONADO POR EL CASTRISMO, QUE DEJÓ UN PAÍS ARRASADO, HOY VIVE EN ESPAÑA. TIENE UN BLOG Y ESTÁ ESCRIBIENDO UN LIBRO SOBRE LA SITUACIÓN EN LA ISLA Y SOBRE SU CÉLEBRE TÍO, ERNESTO GUEVARA

 

Acaso lo que más me ha impresionado acerca de la muerte del disidente cubano Oswaldo Payá, no sea ni el enorme semillero de posibilidades de fantasear con que haya sido uno de esos accidentes inducidos por la buenaventura infinita para algunos, ni tampoco la casualidad de que los fallecidos fuesen los dos molestos opositores mientras que los otros dos ocupantes extranjeros saliesen del trance con heridas leves.

Lo que más me ha llamado poderosamente la atención es la portada del periódico Granma, que no hizo ni una sola mención al accidente y sólo  en su interior puso una pequeña nota a manera de esquela  que ni siquiera le dedica el honor de colocar su nombre en el titulo ni hacer mención de su actividad.

Ni siquiera por tratarse de la persona que logró presentar las requeridas firmas para promover el Proyecto Varela que se proponía abrir el debate sobre una transición democrática, rechazado por el sempiterno gobierno, aportando el remanido argumento de que era una estratagema de los Estados Unidos para derrocar a la dictadura del proletariado.

Esa falta absoluta de respeto, de reconocimiento caballeresco de un rival digno, que probó su valor frente a un rebaño de corderos serviles, cuando se trataba de la relación con el poder y de una manada de lobos feroces cuando se giraban hacia la población, es quizás el mayor llamado de adeptos a su causa por la indignación que despierta tal desaire, error en el que incurren una y otra vez los represores de toda latitud e ideología.

Más allá de toda consideración, de cualquier diferencia de criterio con las ideas de Payá, lo que no debe ser pasado por alto es el enorme valor que un ser humano tenía que dedicarle al asunto en 2002, para plantar cara con semejante disparidad de fuerzas a un poder que había mostrado tolerancia cero con cualquier grado de oposición, por mínima que fuese.

Lo que no pueden negarle ni sus más acérrimos opositores, ni sus críticos más enconados es la perseverancia en los principios más humanistas, de un pacifismo proverbial, llevando esta conducta a niveles profundamente cristianos. Predicando con el ejemplo. No se lo puede acusar de ningún atentado por leve que fuese, ni siquiera en respuesta a los tantos padecidos por él y sus acólitos.

Pienso que aparte de la consistencia que deba tener el producto que se intenta vender en política, resulta igualmente importante, si no más en algunas ocasiones, la calidad humana del vendedor. Su forma de vivir, es la mejor manera de presentar la sociedad a la que invita a formar parte.

Definitivamente, aun cuando se trate de una ideología distante a la que suelo adherir, estoy más dispuesto a creer en el buen desarrollo de una propuesta si parte de quienes son capaces de enfrentarse a la intolerancia, al inmovilismo o al miedo, mediante la persuasión, intentando convencer antes que vencer, poniendo en práctica una paciencia que solo puede ser sostenida con importantes dosis de convicción y con nutrientes que solo se hallan en la honestidad.

Obviar la muerte de un digno rival, y en su lugar colocar una nota sobre un partido de béisbol que Cuba ganó a Puerto Rico en Haarlem, los resultados de un enésimo pleno del Partido Comunista, y alguna intemporalidad más por el estilo, no habla de la calidad del despreciado, sino de la del ofensor.

Fuentes: Martín Guevara, Infobae.com, Caricaturas cortesía de Alfredo Pong y Omar Santana, Google noticias e imágenes. Edición: El Lagarto Verde

OSWALDO PAYÁ ESTABA CONDENADO A MUERTE POR EL GOBIERNO CUBANO

OFICIAL DE LA CONTRAINTELIGENCIA CUBANA ASEGURA QUE LOS PLANES PARA ASESINAR DISIDENTES CONTINÚAN  Y  NO PARARÁN HASTA DESCABEZAR TODOS LOS MOVIMIENTOS OPOSITORES

Por: Oscar Suárez

“Desde hace mucho tiempo la Contrainteligencia cubana venía preparando un operativo especial para destruir al opositor Oswaldo Payá Sardiñas, por orden directa de Raúl Castro, aseguró Hernando González, ex oficial de inteligencia radicado en Estados Unidos.

“Payá miraba a Europa, donde logró un altísimo reconocimiento por parte de los partidos demócrata cristianos, quienes lo reconocían como una figura clave para la transición cubana. Eso era muy peligroso para el régimen”, nos dice el ex agente, quien reside en el estado de La Florida, con un supuesto nombre para su seguridad personal.

Hernando manifiesta que el gobierno cubano sabía que Payá no quería abandonar el país, no habían logrado involucrarlo en algún delito menor para desprestigiarlo ante la opinión pública internacional, ni tenía relaciones políticas importantes con el exilio cubano en Miami.

Payá era el opositor más importante de Cuba, considera Hernando, quien aclara que “Laura Pollán, poseía un carisma superior, pero ella era una activista de Derechos Humanos como Elizardo Sánchez, Zapata Tamayo, Fariñas, el Dr. Oscar Elías Biscet y otros valientes cubanos. Payá Sardiñas era un opositor directo del régimen, siempre de perfil bajo, estrechamente vinculado con Europa, por lo que su imagen mundial, su labor política en la Habana y en el resto del país lo hacían altamente peligrosísimo para los Castro”.

“Fue entonces que se decidió eliminarlo físicamente, en la primera ocasión que se dieran todas las condiciones”, explica Hernando, quien señala que cuando el gobierno considera esta opción criminal, entonces se incrementan los seguimientos, una férrea vigilancia, y los movimientos de Payá por el país, por unidades especiales de la Contrainteligencia.

Para Hernando la ocurrencia de dos accidentes en menos de 15 días fue muy sospechosa.

“La primera vez fue para asustarlo, para enviarle un aviso de muerte. Pero Payá, o no se dio cuenta, o no le importó”, declara.

Indica que al destacado opositor cubano le fueron preparando el accidente con mucho tiempo.

“Buscaron el lugar ideal, donde no hubiese una población cercana, en un horario específico, y entonces ocurrió el accidente. Después limpiaron el área rápidamente. Así es como funciona todo el operativo de este accidente. Los servicios de la CI (Contrainteligencia) tienen tiempo para planear las operaciones. No se prepara en dos

horas, eso lleva tiempo para lograr sus criminales objetivos”, explica.

Revela que seguramente se analizó por parte de esa Jefatura las consecuencias internacionales, sobre todo “cómo Europa recibiría esta noticia y cómo actuaría por los daños a dos de sus nacionales”, reiteró Hernando.

Este ex oficial de Inteligencia trabajó durante muchos años directamente con Manuel Piñeiro Losada, jefe de la Inteligencia cubana.

Su preparación en ese cuerpo le permitió el análisis de diferentes acontecimientos.

Los hechos que están ocurriendo en otras partes del mundo de levantamiento popular fue otro de los argumentos de interés durante esta conversación, a la vista del posible asesinato de Payá Sardinas por parte de las autoridades cubanas.

“Primero que todo quiero asegurarte que estas operaciones se preparan para que nadie pueda pensar que fue un atentado. Los accidentes ocurren todos los días, sobre todo en la parte oriental de Cuba”, afirma Hernando.

“Si finalmente es como dicen que ocurrió, ellos no iban a buscar un camionero cualquiera. Fue un oficial que estaba psicológicamente y políticamente preparado para matar. Habría que esperar las declaraciones de los sobrevivientes extranjeros, si es que antes no son chantajeados por las autoridades cubanas” apuesta este ex oficial de la inteligencia cubana, asilado en Estados Unidos.

Sobre las circunstancias internacionales actuales Hernando se pregunta: “Nosotros no sabemos qué esperaba el mundo exterior de Payá. Todo lo que está pasando en el mundo con la primavera árabe, y que en algún momento podía pasar en Cuba”

“Fue entonces que Raúl tomó la decisión de eliminarlo, porque fue tomando en cuenta lo que había hecho Oswaldo Payá, lo que estaba haciendo y lo que podía convertirse en el futuro, para cuando los Castro no estuvieran personalmente en el poder”, reitera.

Hernando consideró que muy poco se podrá conocer de las circunstancias de la muerte del destacado opositor cubano, cuyos beneficios corresponden oportunamente al régimen de la isla, sin importar la repercusión internacional, ni la vida de seres humanos.

“Aún es muy pronto y muy poca la información que podemos tener sobre el accidente, pero es realmente altamente sospechosa. Todo parece indicar que fue un operativo montado por las autoridades cubanas”, terminó diciendo.

El agente Hernando fue analista de Inteligencia en el Ministerio del Interior de Cuba.

Fuentes: Universo increíble, Google noticias e imágenes, edición El Lagarto Verde

PODRÁN CORTAR TODAS LAS FLORES, PERO NO PODRÁN CORTAR LA PRIMAVERA.

Muere en un accidente de tránsito Oswaldo Payá. ¿Por qué será que nadie se haya creído lo del accidente? Esta es la triste noticia que llegó desde La Habana la noche del 22 de julio

Me remito a una expresión cubana que dice: “Eso estaba canta´o”.   Payá molestaba mucho, había tomado mucha fuerza y prestigio internacional con el premio Sajarov y su propuesta al premio Nobel de la Paz. La misma suerte corrió Laura Pollán al ser inoculada con un virus mortal por una mujer durante una confrontación con “patriotas revolucionarios”. Pero las cámaras de muchos fotógrafos identificaron a la agresora que vestía de civil, aunque era oficial de la seguridad cubana dedicada al departamento dedicado a estudios bacteriológicos.  Al poco tiempo murió otro disidente con los mismos síntomas.

Son tan chapuceros que no cambian las cepas y los síntomas son muy parecidos. Laura enfermó de una forma inesperada   y días antes enseñaba su brazo con los síntomas que coinciden con pequeños pinchazos o picadas de mosquitos. El movimiento que dirigía tenía el premio Sajarov.

Recuerdo que el mismo Payá declaró que la disidencia tenía mucho miedo ir a los hospitales con síntomas de gripe u otra enfermedad no grave, porque estaba claro que no saldrían con vida. Ya hay muchos ejemplos.

A pesar de que la seguridad cubana publicaba una foto que decía que pertenecía al auto donde viajaba Payá con dos extranjeros y un dirigente cristiano, fuentes bien informadas han desmontado esa teoría porque al parecer se trata de otro vehículo. Los cubanos sabemos que los coches turísticos no tienen matrícula de color azul y el que mostraron no era de la empresa turística que ellos contrataron.  Son muy torpes, reitero. Y han querido adelantarse con informaciones que están trucadas y buscan lavar la cara del gobierno, aunque las manos están llenas de sangre.

Llama la atención que el oficialista periódico Granma haya publicado la versión “oficial” cuando en ninguno de los casos de los disidentes buscan justificar lo sucedido o por lo menos explicarlo. Esto los delata, dada la repercusión del prestigioso dirigente de la oposición cubana.

LA FAMILIA RECHAZA LOS HECHOS

La hija del Payá dijo que los que iban con él afirman que un camión lo embestía constantemente hasta sacarlo del camino. “Le querían hacer daño“. Por lo que para su hija Rosa María fue algo intencional.

“Así que pensamos que esto no fue un accidente, que le querían hacer daño y terminaron matando a mi padre”, añadió la mujer desde La Habana

Las acusaciones de la hija de Payá se sustentan en que semanas atrás, el referente de la disidencia cubana fue víctima de un choque, de acuerdo con el periódico Nuevo Herald.

El incidente sucedió en la localidad de La Gavina, a 22 kilómetros de Bayamo, en la zona oriental de la isla de Cuba, según confirmó a la agencia de noticias EFE un vocero del Centro de Prensa Internacional.

Payá viajaba en un auto rentado en compañía de tres personas. Dos de los acompañantes, un español y un sueco, fueron trasladados de urgencia a un hospital con heridas de gravedad.

El tercero, de origen cubano, falleció en el acto. Según las informaciones, se trataría del también opositor Harold Cepero.

LOS HECHOS

Minutos después de que comenzara a circular el rumor de la muerte, distintas versiones pusieron en duda que el accidente haya sido casual y sugirieron que podría tratarse de un ataque. También en twitter, el periodista Jacobo García indicó que la familia de Payá le dijo que semanas atrás había sido blanco de otro incidente similar. “Lo mataron”, le habrían asegurado.

Payá, de 60 años y reconocido con el premio Sajarov por su tarea como disidente, era una de las figuras más respetadas de la oposición local. Su iniciativa para reformar las leyes implantadas por el comunismo provocó una inusitada reacción del castrismo para declarar irrevocable su sistema político.

Payá fue nominado dos veces para recibir el premio Nobel de la Paz por parte del ex presidente checo Vaclav Havel.

“Esto es trágico para la familia y el movimiento por los derechos humanos y pro-democracia en Cuba”, dijo a la agencia Reuters Elizardo Sánchez, jefe de la Comisión Cubana para los Derechos Humanos. “Payá era considerado el líder político más notable de la oposición cubana”, agregó.

“Es una persona que aportó a la democratización de Cuba con su entrega a la causa”, dijo por su parte el disidente Guillermo Fariñas a la agencia AFP.

Su campaña para recolectar firmas para pedir reformas moderadas al Estado unipartidista de Cuba -denominado el Proyecto Varela– fue rechazado por el régimen del entonces presidente Fidel Castro como un complot de los Estados Unidos para minar su gobierno de cuatro décadas.

Cuarenta de los activistas de Payá, incluyendo a sus más cercanos asesores, figuraron entre los 75 críticos a Castro arrestados en una operación contra disidentes en marzo del 2003 y que recibieron sentencias de cárcel de hasta 28 años.

La cadena norteamericana CNN en español realizó un video sobre su vida.

Esta es la segunda pérdida que sufre la disidencia cubana en nueve meses, después de que falleciera por problemas de salud la fundadora y líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán, el 14 de octubre de 2011.

VIUDA DE PAYÁ DESMIENTE VERSIÓN OFICIAL

Ofelia Acevedo, viuda del opositor, Oswaldo Payá Sardiñas, desmintió este lunes la nota oficial publicada por la prensa cubana en la cual se afirma que el accidente automovilístico en que perdió la vida su esposo y el militante del Movimiento Cristiano Liberación, Harold Cepero, se produjo cuando el conductor perdió el control del auto en que viajaban junto a otros dos extranjeros de visita en Cuba.

“Sabemos que un camión estuvo provocando que el carro se saliera de la carretera, y que los sacó de la carretera”, afirmó Acevedo en entrevista con el reportero de Radio Martí, Amado Gil. “Esta noticia la sabemos de afuera porque hablan los muchachos extranjeros que iban en el auto”, agregó.

El español Ángel Carromero, vicesecretario general del grupo Nuevas Generaciones del Partido Popular en Madrid y el sueco Jens Aron Modig, presidente de la Liga de la Juventud Demócrata Cristiana de Suecia (KDU), viajaban en el auto y ambos recibieron heridas leves en el accidente ocurrido en la localidad conocida como La Gavina, a 22 km de la ciudad de Bayamo, provincia de Granma

Acevedo dijo que Paya y Cepero viajaban en la parte posterior del auto como de costumbre, y aseguró que su esposo siempre se mantenía alertando al chofer, sobre cualquier dificultad en la vía, prestando la máxima atención.

“Te das cuenta que era muy difícil que en esas condiciones ellos cometieran una torpeza de ese tipo, que nadie se sale de la carretera si no lo empujan”, subrayó. “Te estoy diciendo lo que ellos contaron cuando llamaron afuera, que los sacaron de la carretera, ese es el hecho que a mí me cuentan de afuera”, indicó

Acevedo, dijo que Payá había sido amenazado de muerte en múltiples ocasiones por agentes del régimen castrista.

“Sabíamos que esto era algo que en cualquier momento podía suceder”, subrayó.

CUBA PODRÍA RETENER A EXTRANJEROS QUE VIAJABAN CON PAYÁ

Los dos extranjeros involucrados en el accidente de tránsito que el domingo le costó la vida al dirigente opositor, Oswaldo Payá Sardiñas, líder del Movimiento Cristiano Liberación y al miembro de esa organización, Harold Cepero, podrían permanecer retenidos en Cuba hasta que las autoridades esclarezcan las causas que lo motivaron.

“Hay que establecer primero quien venía manejando, y si se produjo alguna violación de las disposiciones de tránsito y los extranjeros no pueden salir del país hasta que eso se aclare”, afirmó desde La Habana,  la abogada y opositora Laritza Diversent “
El español Ángel Carromero, vicesecretario general del grupo Nuevas Generaciones del Partido Popular en Madrid y el sueco Jens Aron Modig, presidente de la Liga de la Juventud Demócrata Cristiana de Suecia (KDU), viajaban en el auto rentado que según las autoridades cubanas, “se impactó contra un árbol”, cuando el conductor perdió el control del vehículo.
Ambos recibieron heridas leves en el accidente ocurrido “en la localidad conocida como La Gavina, a 22 km de la ciudad de Bayamo, provincia de Granma”, dijo una nota publicada en el diario Granma.

“Si la investigación es seria debe abarcar también a la agencia que rentó el auto, en qué condiciones se encontraba ese vehículo, pero a fin de cuentas, aquí las cosas se hacen como quiere el gobierno”, agregó Diversent.

Carromero y Modig, recibieron el alta médica esta mañana del hospital de Bayamo, donde fueron atendidos tras el accidente.
Fuentes diplomáticas citadas por la agencia EFE, dijeron que el Cónsul General de España en La Habana, Tomás Rodríguez-Pantoja, quien se trasladó de inmediato a la ciudad de Bayamo, afirmó que Carromero sufrió una herida en la cabeza, está prestando declaración sobre las circunstancias del suceso.
El ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación dijo el lunes en un comunicado que el gobierno español “está recabando de las autoridades cubanas toda la información pertinente que permita conocer las causas de este accidente”.
Según “otras fuentes”, citadas por EFE, Carromero conducía el automóvil cuando se produjo el accidente.
La Oficina de Prensa de Nuevas Generaciones en Madrid, dijo a martinoticias.com que Carromero se encontraba de vacaciones y desconocían cuando comenzó su viaje a Cuba.
El viernes 20 de julio a las 11:49 PM, Carromero escribió en su cuenta de twitter, una frase que resultaría simbólica dos días después, para el movimiento opositor cubano: Podrán cortar todas las flores, pero no podrán cortar la primavera.

Fuentes: Reuter, EFE, AFP, agencias cubanas, Granma, Martí Noticias, Infobae.com, Univisión, caricatura Alfredo Pong, edición: El Lagarto Verde

  • Support independent publishing: Buy this book on Lulu.
  • ENTRADAS RECIENTES

  • LA ADUANA PIDE A LOS VIAJEROS QUE NO LLEVEN PAQUETES A OTRAS PERSONAS EN CUBA

    Alega que los bultos pueden ser utilizados para el 'terrorismo', el 'narcotráfico' y el 'contrabando de mercancías'. La Aduana General de la República instó a turistas y viajeros a no transportar "encomiendas" desde el extranjero, alegando que dichos trámites "no están autorizados" en el país. Un plegable que será distribuido próximamente, y que la entidad adelanta este miércoles en su web, advierte que "las personas naturales, en su condición de pasajeros, no están autorizados a transportar consigo encomiendas para otras personas naturales o jurídicas". La Aduana aclara que por "encomiendas" se refiere a "mercancías, bultos o paquetes remitidos desde el extranjero para terceras personas, utilizando al pasajero para que las transporte". Además, recuerda que las encomiendas "pueden ser utilizadas para el traslado y enmascaramiento de sustancias y artículos empleados en el terrorismo", así como en "operaciones de narcotráfico y contrabando de mercancías". "El pasajero que sea portador de una encomienda, asume la responsabilidad administrativa o penal derivadas del incumplimiento de esta regulación", advierte la entidad. Por lo general, los cubanos radicados en el exterior utilizan estas vías para enviar ropa, alimentos y otros artículos a sus familiares en la Isla, debido a la severidad de las normas aduaneras y a las exorbitantes tarifas de la paquetería legal. Un video sugerido por la Aduana, tomado de la televisión oficial, recrea el caso de una viajera que llevaba más de 150 memorias flash en una "lata de leche en polvo", lo cual es interpretado por las autoridades como una forma de "contrabando". Una oficial indica en el video que solo pueden entrarse al país "cinco memorias flahs" , y recuerda que la sanción penal por dicho "delito" es entre uno y tres años de cárcel. DIARIO DE CUBA
  • MÁS EMPRESARIOS EXTRANJEROS GUARDAN PRISIÓN EN CUBA

    STEPHEN PURVIS, QUIEN PASÓ 15 MESES ENCARCELADO EN LA ISLA, DICE EN UNA CARTA A LA REVISTA THE ECONOMIST QUE LA GUERRA CONTRA LA CORRUPCIÓN EN CUBA ES SOLO UNA ESTRATAGEMA POLÍTICA DEL GOBIERNO . *********************************************** Hasta que las leyes relacionadas con las inversiones extranjeras y el comercio no sean revisadas en Cuba y la seguridad del Estado no cambie su modus operandi, la isla seguirá siendo un sitio extremadamente riesgoso para hacer negocios privados y los ejecutivos extranjeros no deben hacerse ilusiones, según un empresario británico. Stephen Purvis, que estuvo 15 meses encarcelado en Cuba, escribió una carta a la revista The Economist para esclarecer el contenido de un artículo sobre su odisea en la isla, en la que precisa que de acuerdo con la versión difundida por La Habana fue detenido y acusado bajo cargos de corrupción pero esa no es la verdad. “Durante mis ocho meses de interrogatorios en Villa Marista fue acusado de muchas cosas—dice—empezando por haber revelado secretos de Estado pero nunca por corrupción”, y luego de ser mantenido siete meses encarcelado con criminales y otro confuso puñado de empresarios fue al final sentenciado por presuntamente violar “regulaciones financieras”. Purvis relata que a lo largo de su experiencia “kafkiana” sobre el sistema judicial cubano pasó tiempo preso con varios empresarios extranjeros arrestados en 2011 y 2012, quienes aún esperan ser formalmente acusados y juzgados, y entre quienes significativamente no había ni un solo brasileño, venezolano o chino. “Está absolutamente claro –añade—que la guerra contra la corrupción puede ser una conveniente bandera política (del gobierno cubano) para ocultarse detrás”, y un pretexto “al que los gobiernos y la prensa extranjera respaldarán”, aunque las razones reales sean “mucho más complicadas”. En consecuencia, el empresario se pregunta en la carta por qué por ejemplo el representante de la firma Ericsson está en la cárcel por exactamente las mismas actividades que realizan sus competidores chinos, y estos no han sido llevados a prisión. Purvis dice que cuando los empresarios que como él han tenido una horrible experiencia con Cuba cuenten sus historias se podrá esclarecer por qué el régimen cubano ha emprendido ataques selectivos contra hombres de negocio que históricamente fueron sus amigos. “Mientras tanto, sus intrépidos reporteros—emplaza a The Economist—podrían provechosamente investigar los individuos y camarillas que se están beneficiando de la reorganización del mercado (en Cuba) y los recién nacionalizados activos como resultado de la guerra contra la corrupción”.
  • BACARDI EL RON DE CUBA

  • LOS QUE A CUBA HICIERON FAMOSA

    Los Bacardí figuran entre los anticastristas más acérrimos: llegaron incluso a planear atentados. Durante un siglo Bacardí contribuyó de forma decisiva al desarrollo de Cuba: apoyó la lucha por la independencia, financió todo tipo de acciones culturales y contribuyó a su prestigio internacional. Todo se interrumpió cuando Fidel Castro confiscó la empresa a la venerable familia. Desde entonces, los Bacardí figuran entre los anticastristas más acérrimos: llegaron incluso a planear atentados. El 4 de febrero de 1862, Facundo Bacardí Massó, un catalán de Sitges emigrado veinte años antes a Cuba, fundaba la marca de ron que lleva su nombre. No se trataba de una marca más: gracias a la clarividencia de Facundo -plasmada en oportunas alianzas empresariales y en la apuesta por la tecnología-, Bacardí no tardó en tomar ventaja sobre sus principales competidores en lo que a calidad del producto se refiere. Sin embargo -y pese a que los primeros años fueron difíciles en lo económico-, Bacardí completó su acierto inicial cuando decidió unir su destino al de Cuba y convertirse en un embajador de facto de la isla. Pero no solo a efectos publicitarios: el compromiso de la familia Bacardí también significaba compartir la suerte y las aspiraciones de los cubanos. Emilio Bacardí Moreau, hijo mayor de Facundo, era el elegido para personificar el compromiso. Disponía de las bazas necesarias Empezando por las intelectuales. Nacido en Santiago de Cuba en 1844, sus padres decidieron enviarle a Barcelona, donde pasaría la última parte de su infancia y la primera de su juventud. Emilio no desaprovechó su estancia en la Ciudad Condal: arropado por un pariente que estimuló su intelecto, leyó a los autores más avanzados de su época, como Victor Hugo. De vuelta a Cuba, poco tardó en sacar provecho de esta formación liberal y pronto se dio cuenta de que cada vez un mayor número de cubanos se distanciaba de España. Pero todavía quedaban algunos años para que Emilio abogase abiertamente por la independencia total. Por entonces -mediados de la década de 1860- achacaba los males de Cuba a la Administración colonial y no a España. Esclavitud Esta postura era sincera, pero también se explicaba porque la metrópoli era uno de los principales clientes del ron que producía su familia. No obstante, ese dinero que llegaba desde España no sería un obstáculo para avanzar en el independentismo, según se intensificaba la represión en la isla. Tras primera guerra por la independencia -entre 1868 y 1878-, vinieron quince años de tregua que Emilio aprovechó para consolidar su doctrina en pro de la independencia y también de la igualdad racial: escribió una novela, Vía crucis, que era todo un alegato contra la esclavitud. Mientras tanto, la marca Bacardí iba diversificando sus ventas -principalmente en Estados Unidos-, lo que la ayudaba a ser cada vez más autónoma. Así las cosas, no se podía llegar en mejores condiciones a la segunda -y definitiva- guerra por la independencia, la que transcurrió entre 1895 y 1898. En ese conflicto, los Bacardí no se quedaron de brazos cruzados: mientras Emilio -que ya había superado la cincuentena- realizaba eficaces labores de retaguardia, su hijo Emilito se lucía en el frente. En principio a los Bacardí la jugada les salió redonda, pues su causa triunfó y su compañía no perdió dinero en la contienda. Con lo que no contaban era con la ocupación norteamericana de Cuba: apostaban por un país totalmente independiente. Aun así, Emilio -su prestigio le había convertido en un notable de Santiago- optó por el pragmatismo y decidió colaborar con las nuevas autoridades porque asociaba a Estados Unidos con la modernidad que tanto ansiaba como liberal que era; aunque sin renunciar a sus objetivos últimos. Los norteamericanos, sabedores de su buena voluntad, le nombraron alcalde de Santiago de Cuba. Durante sus años de mandato, Emilio cambió el rostro de la ciudad. De la política municipal Emilio pasó a la nacional y consiguió, a principios del siglo XX, un escaño de senador. No ocupó cargos de relevancia, pero mostró pública y abiertamente su preocupación acerca de la incapacidad de Cuba para construir una democracia estable y sólida. Si pudo dedicarse casi a tiempo completo, es porque dejó el negocio en buenas manos: sus hermanos y sobrinos y, sobre todo, su cuñado Enrique Schueg. Su buen hacer fue crucial para que en 1925, Bacardí fuese ya la primera empresa industrial de Cuba. Sin embargo, también se benefició de una oportunidad excepcional que las circunstancias le brindaron: la implantación de la ley seca en Estados Unidos. Tiempo faltó a decenas de miles de norteamericanos para desembarcar en La Habana y atiborrarse de ron Bacardí. Por si acaso, Schueg y sus equipos instalaron puntos de distribución en Canadá y en Méjico. Avión de caza Desgraciadamente, el éxito comercial tuvo como corolario el acoso político; en los años treinta Cuba había inaugurado la era de los presidentes sin escrúpulos. El primero de ellos fue Gerardo Machado, que ordenó una serie de controles fiscales arbitrarios en Bacardí. Schueg se defendió; el Gobierno terminó por darle la razón no sin antes advertirle que si seguía protestando, podía ser acusado de conspiración. A Machado le sucedieron unos mandatarios incompetentes que tampoco facilitaron la vida a la Bacardí. Pero las embestidas de estos contra la famosa compañía poco tuvieron que ver con las que emprendió Fulgencio Batista, que ocupó la presidencia de Cuba por primera vez entre 1940 y 1944. De derechas, pero necesitado del apoyo de los sindicatos comunistas para asentar su popularidad, Batista no dudó en fomentar una huelga ilegal en Bacardí. Sometió a la empresa a un tira y afloja constante. Con esta actitud se ganó para siempre la antipatía y la desconfianza de Bacardí. Para entonces, los directivos de la firma, conscientes de la inestabilidad patológica de Cuba, ya habían empezado a dotar a la empresa de personalidad en Méjico y en Puerto Rico, países en los que abrieron destilerías. Pero su compromiso cívico con Cuba permanecía intacto. En el plano político, el nuevo jefe de Bacardí, Pepín Bosch, aceptó la cartera de Hacienda en el breve periodo democrático de Carlos Príes. En su breve estancia, saneó las cuentas y combatió la corrupción. En el plano cultural, Bacardí estuvo en primera línea en los cincuenta: patrocinó a Celia Cruz y organizó el homenaje de Cuba a Ernest Hemingway tras ganar el Nobel de Literatura. Pero no se olvidaban de su lucha contra Batista: Bosch pagó de su bolsillo los entierros de los fallecidos en el asalto al cuartel de Moncada. Esta fue la primera algarada del joven Fidel Castro, en quien Bosch depositó sus esperanzas para derrocar a Batista. Tanto que le donó 38.500 dólares cuando Castro ya estaba en la Sierra Maestra. Cuando triunfó la revolución, Bosch aplaudió. Sus primeras dudas surgieron cuando acompañó a Castro a Washington -a petición de este último- y advirtió sus intenciones totalitarias. Le siguió apoyando ingenuamente hasta que el 15 de octubre de 1960, Fidel confiscó Bacardí sin contemplaciones. Por segunda vez en tres años -la primera fue con Batista-, Bosch partía hacia el exilio, y esta vez de forma definitiva. En Miami, el antaño progresista Bosch rebosó de actividad: facilitó la llegada a Florida de muchos empleados suyos, ganó la batalla judicial al castrismo acerca de la propiedad de la marca. Pero lo esencial estaba por llegar: apoyaba la lucha armada. De entrada, varios Bacardí participaron en el desembarco de Bahía de Cochinos. Bosch no desesperó y llegó a comprar un avión de caza para que bombardease refinerías de petróleo en Cuba. La CIA le disuadió de seguir adelante con sus planes. Más adelante, planeó atentados en Cuba con la ayuda de la mafia. De nuevo, la CIA se interpuso. Desde entonces, optó por el lobbying. Pero nunca más volvió a ver una Cuba libre. Y no es una referencia a la famosa bebida de Bacardí. “Los Bacardí se sintieron engañados por Castro” Diez años le ha costado al periodista Tom Gjelten escribir la trayectoria de los Bacardí, ‘Bacardi, la larga lucha por Cuba’. Entre otras cosas, por las dificultades que tuvo que sortear para investigar en Cuba. No obstante, el esfuerzo ha merecido la pena por los datos inéditos que aporta no solo a la historia de la isla caribeña, sino también a la de Estados Unidos y a la de España. -Todo empieza cuando un humilde señor de Sitges emigra a Santiago de Cuba a mediados del siglo XIX. -Eso es: Facundo Bacardí era muy ambicioso y buscaba fama y fortuna, pero no sabía dónde encontrarlas. Por entonces, en Cuba la caña de azúcar era un cultivo muy importante, pero se desechaba la melaza: el genio de Facundo fue saber utilizarla para refinar el ron. -¿Cuáles fueron las consecuencias? -Hasta ese momento, el ron era una bebida de clase baja. Gracias al ingenio de Facundo, este se pudo mezclar con zumos y refrescos. Este ron ligero no tardó en adquirir reputación en todo el mundo. -El reconocimiento planetario no tardó en llegar. -El primer premio importante fue en la Exposición de Filadelfia en 1876. Poco después, el ron Bacardí fue galardonado en Madrid y Barcelona. -Precisamente, ¿cómo compatibilizaban los Bacardí su éxito comercial en España con su independentismo? -Digamos que supieron separar el negocio de la política y repartirse los papeles. Facundo hijo era el mezclador oficial mientras que su hermano Emilio estaba involucrado en la política; el cuñado de ambos, Enrique Schueg, estaba dedicado en cuerpo y alma a la gestión empresarial. -¿Financiaron los Bacardí el movimiento independentista? -No lo creo, porque en ese momento no disponían de tantos recursos. No hay que olvidar que, en sus primeros treinta años de vida, la empresa rozó la bancarrota en repetidas ocasiones. Por lo tanto, su papel era más de enlace. -¿De qué forma? -Emilio recaudaba fondos e hizo de su negocio una tapadera. Sin ir más lejos, aprovechaba sus visitas a las plantaciones para establecer contactos con los rebeldes. -¿Cómo explica el compromiso político de los Bacardí? -Quisieron estar asociados con la nación cubana. El patriotismo político y cultural siempre ha contado para Bacardí. -¿Se sintieron engañados por Fidel Castro, al que apoyaron en un principio? -Totalmente. Representaban al sector de la burguesía según el cual nada había nada que temer de Castro. Eso explica su posterior ira anticastrista. -¿Hay futuro para Bacardí en una Cuba poscastrista? -Les gustaría volver a Cuba para aprovecharse del mercado nacional. Sería un regreso más comercial que político. **********************************
  • UNA MEDIDA COSMÉTICA Y MEZQUINA

    Las expectativas acabaron en frustración. El vaticinio, lanzado desde redes sociales cercanas al Gobierno cubano, de que Raúl Castro anunciaría el sábado una flexibilización de las restricciones migratorias no se cumplió, y los cubanos seguirán sin poder salir o entrar libremente en la isla. En cambio, el presidente aprovechó su discurso ante la Asamblea Nacional para anunciar la excarcelación de 2.900 presos condenados por delitos menores, el mayor indulto en los últimos años. Se trata de un “gesto humanitario” del régimen ante la visita a La Habana, el próximo marzo, del papa Benedicto XVI. En realidad, pocos apostaban por una liberalización total de los movimientos, pero sí quizás un relajamiento de las duras limitaciones a la hora de viajar. En su lugar, Raúl Castro esgrimió “las circunstancias excepcionales” que vive Cuba por “la política injerencista y subversiva del Gobierno de EE UU” para posponer los cambios “en esta compleja temática”, que él mismo había anunciado hace meses y que llegarán en el futuro de forma “paulatina”. En juego está, dijo, “el destino de la Revolución y la Patria”. “Estas palabras demuestran que el régimen tiene mucho temor. Es lo habitual: Castro anuncia medidas, y luego siempre las está demorando”, asegura el escritor Antonio José Ponte, director del portal Diario de Cuba. “La reforma de la ley migratoria toca el centro de la política cubana, porque supone derribar las barreras que se han colocado durante más de medio siglo. A cambio, te dan esa medida de excarcelación, que es positiva, pero poco esencial para lo que está pasando y para las aspiraciones de la gente. De ahí la frustración”. El indulto afecta a 2.900 presos que han cumplido ya la mayor parte de la pena. Además, se han tomado en cuenta otras circunstancias como la edad, la salud y el buen comportamiento. Los disidentes se alegran por el anuncio, pero lo consideran insuficiente. “Es una medida cosmética y mezquina”, aseguraba en La Habana Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos, que recordaba que las cerca de 200 cárceles de la isla encierran a más de 70.000 presos. “Es una mera excusa para entretener a la opinión internacional”. La excarcelación es un gesto ante la próxima visita de Benedicto XVI La decisión, según algunas fuentes, se ha tomado a instancias de la Iglesia, que esperaba un gesto del régimen ante el próximo viaje papal a La Habana. Hay antecedentes: para la visita de Juan Pablo II, en 1998, régimen excarceló a dos centenares de reclusos. “La junta militar siempre ha tenido a bien soltar presos con motivo de la visita de un jefe de Estado”, afirma Regis Iglesias, uno de los 75 disidentes detenidos durante la Primavera Negra de 2003, que purgó siete años antes de ser desterrado a España. “Ahora es un grupo bastante amplio, y nos alegramos, pero el problema fundamental de los cubanos no se va a resolver con un indulto”. Para Iglesias, portavoz del Movimiento Cristiano Liberación, lo primero es derogar “las leyes draconianas y segregacionistas que han puesto en la cárcel a decenas de miles de cubanos. Y luego, decretar una amnistía, y no solo por delitos políticos. Hay muchos presos por delitos económicos debido a la escasez y las carencias. Yo tuve compañeros condenados a 20 años por coger un racimo de plátanos. No hay leyes justas, ni tribunales imparciales, ni garantías". “Es una medida cosmética y mezquina”, afirma el activista Elizardo Sánchez El médico Antonio Guedes, vicepresidente de la Unión Liberal Cubana, comparte esta opinión. "La mayoría de los presos que van a excarcelar posiblemente no habrían cometido ningún delito en un sistema democrático. Hasta que no se cambie un Código Penal que viola los derechos humanos y se establezca un auténtico Estado de Derecho, todo lo demás serán engañifas. El indulto es un gesto que no afecta a lo esencial. Lo que vemos es que en Cuba no se mueve nada. No hay cambios fundamentales, y los que hay, por ejemplo en el plano económico, son demasiado lentos y demasiado dispersos. En suma: no hay voluntad real de cambio, y sí miedo de parte del régimen".
  • Flag Counter
  • Archivos

  • julio 2012
    L M X J V S D
    « Jun   Ago »
     1
    2345678
    9101112131415
    16171819202122
    23242526272829
    3031  
  • Paya

  • POR LOS CAÍDOS POR LA LIBERTAD DE CUBA

  • RAÚL CASTRO RECIBE AL PRESIDENTE DE LA CÁMARA DE COMERCIO DE ESTADOS UNIDOS

    El presidente cubano, Raúl Castro, ha recibido al presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos, Thomas J. Donohue, quien se encuentra de visita en Cuba, según ha informado el diario oficial «Granma», que ha publicado una foto del encuentro. El periódico no da más detalles sobre el contenido de la reunión, salvo que se abordaron «temas de interés para ambas naciones». Donohue estuvo acompañado por el presidente de la Junta de Directores de la Cámara de Comercio y de la compañía Amway, Steve Van Handel; el vicepresidente ejecutivo y director financiero de la corporación Cargill, Marcel Smits; y la vicepresidenta para las Américas de la División Internacional de la Cámara de Comercio, Jodi Hanson Bond. Por su parte, en la delegación cubana en el encuentro también estuvo presente el ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, el de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, y la directora general de Estados en el Ministerio de Exteriores, Josefina Vidal. Durante un discurso previo en la Universidad de La Habana, Donohue instó este jueves a los cubanos a acelerar y ampliar las reformas económicas de mercado, argumentando que los inversores mundiales responderán y podría ser un camino hacia la mejoría de las relaciones con Estados Unidos. «Cuanto más pueda hacer Cuba para demostrar su compromiso con la reforma, y cuanto más se pueda hacer para abordar y resolver los conflictos en nuestras relaciones, mejores serán las perspectivas para los cambios en la política de Estados Unidos», señaló Donohue, en presencia de Malmierca, insistiendo en que la Cámara de Comercio se ha opuesto durante años al embargo comercial que aplica Washington a La Habana. En este sentido, Donohue ha elogiado las reformas del Gobierno de Raúl Castro, que ha triplicado hasta 450.000 el número de pequeñas empresas privadas y la creación de más de 2.000 cooperativas agrícolas y 400.000 agricultores privados que trabajan su propia tierra. En cualquier caso, ha agregado que Cuba tiene más por hacer y ha citado a países como China y Vietnam, como ejemplo de gobiernos comunistas que han elevado el nivel de vida recurriendo a modelos económicos más orientados hacia el mercado.
  • UN JOVEN TUVO 500 HIJOS EN LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

    Una doctora británica ayudó a cientos de mujeres cuyos esposos sufrierontraumas de guerra y no podían tener vida sexual: les llevaba a un hombre para procrear La Primera Guerra Mundial acabó con la vida de millones de soldados en diversas naciones. Los que tuvieron más suerte, regresaron a sus hogares para intentar recomponer sus vidas y sin grandes dificultades, como la de reanudar la vida conyugal con sus esposas, a las que no veían desde hacía años. Sin embargo, muchos de ellos sentían que ya ni siquiera podían satisfacerlas, bien por incapacidad física o porque habían quedado en estado de shock tras presenciar tantos horrores. El portal Daily Mail contó que Helena Wright, una doctora británica pionera en educación y terapia sexual, fue quien reparó en la necesidad y el abandono de estas mujeres, que veían frustrados sus deseos de ser madres y formar una familia. La solución era fácil pero controvertida para la época. Fue al final de la guerra, cuando Wright comenzó a buscar al candidato ideal para cumplir esa misión solidaria. Finalmente, el encargado fue un joven de 20 años llamado Derek, al que la doctora conoció a través de su esposa, Suzanne. Las mujeres necesitadas se ponían en contacto con Helena Wright, que les concertaba una cita con el muchacho a cambio de su promesa de silencio y 10 libras. Cada cita se fijaba de acuerdo con las fechas óptimas para concebir de cada mujer y rara vez se repetía. Para cada servicio, Derek se vestía con traje oscuro, camisa blanca, pajarita de lunares y sombrero. “Los buenos modales, su sonrisa y entusiasmo hacían el resto”, contó el periodista Paul Spicer en la publicación. De esa forma, el joven visitó a unas 500 mujeres y cada vez que un hijo suyo llegaba al mundo, recibía un telegrama de la doctora Wright informándole. (Daily Mail)
  • ¿A DÓNDE PUEDE VIAJAR SIN VISA UN CUBANO?

    MARTÍNOTICIAS.COM HA CORROBORADO LA INFORMACIÓN A TRAVÉS DE LAS PÁGINAS DIGITALES DE LOS CONSULADOS Y EMBAJADAS EN CUBA, LAS DE LOS MINISTERIOS DE RELACIONES EXTERIORES DE ESTOS PAÍSES Y EL SITIO VISADOS.COM. A raíz de la nueva reforma migratoria, los cubanos comienzan a cuestionarse cuáles son los países que no exigen visa a los ciudadanos de la isla para entrar a sus territorios, incluso en la red circulan varios blogs y sitios web que ya se han dado a la tarea de hacer las averiguaciones. ALGUNOS DESTINOS TURÍSTICOS SIN VISADO PARA LOS CUBANOS Martinoticias.com ha corroborado la información a través de las páginas digitales de los consulados y embajadas en Cuba, los ministerios de relaciones exteriores y el sitio visados.com, una web que recopila las reglas y normativas para poder entrar en la mayoría de los países del mundo. En el continente americano los cubanos pueden viajar solo con su pasaporte a Dominica, Ecuador, Granada, Haití, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas, si su estadía va de 1 a 3 meses. En el caso de Europa, las naciones que hacen semejante salvedad son Bielorrusia, Montenegro, Rusia y Serbia. El continente asiático se registra como el más accesible, pues al menos diez países permiten la entrada de los cubanos sin necesidad de visa, siempre que su estancia no exceda los 30 días. Ellos son Cambodia, Georgia, Kirguistán, Laos, Malasia, Maldivas, Mongolia, Singapur, Timor Oriental e Indonesia. La república de Botswana, Guinea, Kenia y Namibia extienden el tiempo de estancia hasta 90 días, excepto Seychelles por 30 días, Togo por 7 y Uganda, cuyo visado se entrega en el momento de la llegada al país. Para viajar a Islas Cook, Estados Federados de Micronesia, Niue, Palau, Samoa, Tuvalu y Vanuatu, todas pertenecientes a Oceanía, tampoco se requiere visa, bajo la condición de que el tiempo de estancia sea de 1 a 2 meses.
  • Empeora la situación de los derechos civiles y políticos en Cuba

    La Comisión Cubana de Derechos humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denunció este jueves que las cifras de las detenciones en 2011 expresan “el sostenido empeoramiento de la situación de todos los derechos civiles y políticos”. En “los primeros siete meses de 2010 se registraron al menos 946 detenciones arbitrarias inferiores a 24 horas o por varios días, para un promedio de 135 mensuales. En igual período de 2011 hemos documentado por lo menos 1978 detenciones por motivos políticos, para un promedio de 282 mensuales”, señala un informe de la organización. El documento afirma que, cuando han pasado cinco años del Gobierno de Raúl Castro, las cifras mencionadas son “un indicador estadístico” del “sostenido empeoramiento de la situación de todos los derechos civiles y políticos” en Cuba. También señala el texto que en el mes de julio hubo un mayor recurso a la violencia por parte de las autoridades. “La represión política se caracterizó en julio por un mayor recurso a la violencia por parte de la policía secreta y elementos parapoliciales bajo su mando, especialmente en provincias que están fuera de la vista de observadores extranjeros”, destaca el informe de la CCDHRN, liderada por Elizardo Sánchez. El documento apunta que resultaron “particularmente brutales las golpizas sufridas por mujeres y hombres que se manifestaban de manera pacífica en Santa Clara, El Cobre y Palma Soriano los días 13, 17 y 24 de julio, respectivamente”. La organización defensora de los derechos humanos mencionó el caso de miembros de las Damas de Blanco que “fueron salvajemente golpeadas y apedreadas” cuando salían de una misa en el Santuario de El Cobre por los presos políticos. La CCDHRN detalla la situación de la Dama de Blanco Belkys Cantillo Ramírez, esposa del ex preso político José Daniel Ferrer García, quien “fue apuñalada en el antebrazo, debiendo recibir dos puntos de sutura”, señala el informe. Asimismo, puntualiza que durante el mes de julio pasado ni en los dos meses anteriores, “no fue liberado ningún prisionero o sancionado por los llamados ‘delitos contra el Estado”. La CCDHRN hace saber en su informe que “todavía quedan por lo menos 67” personas sujetas a “condenas por motivaciones políticas, de ellos 17 bajo la conocida figura de ‘licencia extrapenal”. ***************************
  • EL ANDARÍN CARVAJAL ENTRE LA LEYENDA Y LA HISTORIA

    Se llamó Félix Carvajal de Soto pero pocas personas conocían su verdadero nombre aún durante su vida, menos personas sabían dónde y cuándo había nacido. Después de su muerte, con más oscuridad que la que merecía, no pocos dudaron que el mitológico Andarín Carvajal hubiera existido realmente. No es fácil reconstruir la historia de su vida. No existen datos suficientes, ni con la credibilidad necesaria, provenientes de una época en que aportó más indiferencia que interés a su cautivante vida. Las historias del propio Carvajal, aumentadas, embellecidas y dotadas de un optimismo monumental, quizás un elemento imprescindible en un soñador que siempre apuntó a una fugaz estrella, complican la tarea de separar el cuento del relato. En los últimos años han salido plumas oportunistas que han canibalizado la historia de nuestro héroe, para adaptar los hechos de su vida a los intereses del régimen en la isla. Son los historiadores mercenarios que tienen como mandato cambiar la historia. Esos panfletos contribuyen a hacer la niebla más espesa alrededor de nuestro personaje de hoy. Pero, a pesar de todo el tizne que tiene el cristal, vamos a mirar a través de él y acercarnos a la vida del Andarín Carvajal. Vamos a identificar cada información conjugando los verbos saber, decir o contar, como en se sabe, se dice o se cuenta. Un andarín, ustedes dirán, que es el que anda mucho y eso, técnicamente es cierto. Pero andarín se le decía en el siglo XIX y la primera parte del siglo XX, a los corredores de fondo o distancias largas así como a personajes que hacían exhibiciones, generalmente en ferias que iban de pueblo en pueblo, dotados de habilidades y resistencia para cubrir grandes distancias a pie y en poco tiempo. En el Diario la Nación de Buenos Aires, periódico del que era corresponsal, José Martí escribió el 15 de abril de 1888 lo siguiente: “Los andarines, con ojos vidriados o a medio cerrar, dan vuelta sobre vuelta, encorvados, chupados, pegada a la piel del vientre el esternón, con las medias blancas salidas por debajo del gabán, como dos huesos”. Se sabe que Félix nació en La Habana, cerca de la bahía, en Águila entre San Lázaro y el mar. También se sabe la fecha de su nacimiento. Se ha publicado, en numerosos medios que el andarín había nacido el 18 de marzo de 1875. Sin embargo, en el único documento en el que ha sido constatada su fecha de nacimiento, su carné del Ministerio de Defensa, se consignaba que había nacido el día 16 de enero de 1866, dos años antes de estallar la Guerra de los 10 Años. Dicho carné se cita en un reportaje que sobre su muerte, publicó la revista Bohemia en su número de enero 30 de 1949. Carvajal había muerto 3 días antes, el 27 de enero de 1949. Tenía pues, al morir, 83 años y 11 días. Los distintos escribidores siguen copiando la inexacta fecha de su nacimiento, no les vale la pena un poco de investigación. Cuando murió Félix Carvajal, ocupaba el cargo de Auxiliar de Administración de Clase Tercera de la Dirección de Propaganda de la Junta de Defensa Civil del Ministerio de Defensa de la República de Cuba. Por cargar con ese extenso título, con uniforme y todo, le pagaban 60 pesos al mes. Un salario modesto en los años 40s, pero no de miseria, sobre todo para un hombre solo, que además, suplementaba su economía con los productos de una huerta que tenía. Se sabe que la familia Carvajal, buscando mejores horizontes, se mudó para San Antonio de los Baños y fue en la villa del Ariguanabo que el Andarín aprendió varios oficios, principalmente el de barbero y le tomó el gusto a correr y corrió y corrió. La profesión que ha identificado a Félix a través del tiempo es la de cartero, pero parece que la función de cartero no la ejerció a tiempo completo y solo lo empleaban de cartero en temporadas como las de Navidades. Se dice que Félix Carvajal fue un Mambí y participó en la Guerra del 95, se cuenta que fue correo de los patriotas y que participó en diferentes labores revolucionarias teniendo que salir del país, por su apoyo a la lucha independentista. Se dice también que estuvo exilado en Tampa y que una hermana suya se quedó a vivir en esa ciudad floridana, refugio de tantos cubanos que han combatido la tiranía antes y ahora. Esto último, lo de su hermana viviendo en Tampa si es cierto, en 1946, su hermana Antonia vivía en Tampa y la correspondencia con ella fue encontrada en la casa de Carvajal a su muerte. Se cuenta que regresó a Cuba en una expedición armada y combatió hasta que terminó la Guerra del 95. Carvajal batalló durante largos años por el reconocimiento a la condición de veterano de la Guerra de Independencia para cobrar la reducida pensión pero jamás aportó pruebas fehacientes y nadie le hizo caso. Lo único que pudo conseguir, recién cumplidos los 70 años, fue la plaza de ordenanza en el Ministerio de Defensa. Como dijimos, fue en San Antonio de los Baños que de una forma autodidacta, comenzó a preparase para su carrera de andarín, sin técnica, sin método de entrenamiento y sin entrenador. Un hecho inesperado sacó a Félix del anonimato, en el mes de noviembre de 1883, ocasión en que llegó a San Antonio de los Baños el trotamundos español Mariano Bierza, uno de los más famosos andarines del momento, quien realizó varias demostraciones por los alrededores y lanzó el consabido reto a todos los hombres presentes. Ni corto ni perezoso, el paladín local recogió el guante lanzado por el hispano y acordaron verse las caras al día siguiente, a las 7 de la mañana en punto. El pueblo entero se presentó en la escena cuando a la hora pactada se presentaron los corredores. La prueba era darle vueltas corriendo al parque del pueblo. Bierza, totalmente extenuado, abandonó la carrera a eso de las 5 de la tarde mientras que Félix detuvo su carrera a las 7 de la noche. La multitud paseó en hombros al ídolo local y por esa puerta entró el Andarín en las justas internacionales. Mientras que los coterráneos de Carvajal celebraban su éxito, el director del periódico local, El Rápido, de nombre Juan Manuel Castañón, publicó en la edición del día siguiente: “Ese zángano nombrado Carvajal está bueno, no para correr las calles del pueblo, sino para barrerlas”. Armado de una fusta de cuero, el Andarín llegó a la redacción y, sin mediar palabras, golpeó varias veces al ofensor. El juicio no alcanzó mayor importancia, porque, todo el pueblo, incluido el propio juez, rechazaban la afrenta pública. De vuelta a La Habana, el Andarín se convirtió en un personaje popular que los capitalinos veían pasar trotando, con su atuendo de pantalones cortos, medias largas de lana y gorra al mismo tiempo que hacía sonar constantemente un silbato para llamar la atención. Un día llegó a sus oídos que los Juegos Olímpicos de 1904 se celebrarían en San Luis, en EE UU y decidió que él iría a competir en el maratón olímpico. Carvajal no tenía medios económicos ni contaba con los recursos y el reconocimiento de atletas conocidos como los esgrimistas Manuel Días y Ramón Fonst que ya a los 16 años, habían ganado las primeras medallas para un ibero americano con oro y plata en los Juegos Olímpicos del 1900. Pero Carvajal no se amilanó, optimismo es lo que le sobraba al Andarín, se puso a hacer exhibiciones y a pasar el sombrero y reunió suficiente dinero para embarcarse en un carguero que lo dejó en el puerto de New Orleáns. Dicen que allí perdió el dinero que tenía jugando a los dados y se quedó sin el necesario para continuar viaje. Cuentan en una versión, que viajó a pie, durante 10 días, de New Orleáns a San Luis y en otra, que lo fueron llevando por carretera. Ambas versiones lucen poco creíbles. Por la distancia entre ambas ciudades, el viaje caminando nos luce muy largo, aún para el Andarín y en 1904, no había tantos automóviles haciendo el viaje entre las dos ciudades. Hay una tercera vía que nos luce más factible. El Mississippi. Con el entusiasmo de Félix, bien hubiera podido convencer a alguien que lo llevara por el inmenso río que une las dos urbes. Por cierto, ese año se cumplían ya 20 años de que Mark Twain había publicado las Aventuras de Huckebberry Finn con su viaje por el Mississippi y quizás el Andarín se lo hubiera leído. Carvajal aunque era un gran atleta nunca había participado en competencias de ese tipo ni conocía la técnica o las reglas. Se presentó en la línea de partida vistiendo pantalones largos y pesadas botas de cartero. El público asistente y parte de los competidores lo recibieron con burlas y risas al percibir su estrafalario atuendo. Sin embargo, el gran lanzador de disco de EE UU Martin Sheridan lo ayudó y le recortó los pantalones para que pudiera moverse con más soltura. En un día con una temperatura por encima de los 32 grados centígrados y con un trayecto pedregoso y polvoriento, Carvajal, sin conocimiento ni técnica salió a competir. Este episodio se ha adornado de diferentes formas pero el espinazo de la historia es que Félix iba marcando el paso después del Kilómetro 25 (algunos dicen que después del 35) y, sintiendo hambre (y aquí otros dicen que no había comido por largo tiempo) vio, por primera vez, un árbol de manzanas y se detuvo a comer manzanas. Las manzanas verdes le produjeron fuertes dolores de estómago y lo obligaron a parar varias veces, pasándolo 4 corredores y llegando en 5º lugar. El ganador de la carrera, el estadounidense Fred Lordz, fue descalificado más tarde por comprobar que parte del recorrido lo había hecho en camión. Carvajal llegó cuarto fuera del podio. Lordz fue suspendido de por vida pero perdonado mas tarde y, en el 1905 ganó el Maratón de Boston con 2:38:25. Al ganador legal de la carrera, Thomas Hicks, sus amigos le habían suministrado, durante la carrera un batido generador consistente en clara de huevo, sulfato de estricnina y coñac. Se le acusó pero la acusación no prosperó y Carvajal se quedó sin el bronce. El caso de Hicks pudiera ser el primer caso de dopaje en la historia e hizo que la FAA (Federación Atlética Americana), aconsejada por médicos, comenzó a prohibir el uso de drogas en competencias. Se sabe que Carvajal regresó a EE UU al año siguiente y conquistó la medalla de bronce en el Primer Maratón del Missouri Atlhetic Club, efectuado también en San Luis el 6 de mayo de 1905 y ganado por el estadounidense Joe Forshaw. Al año siguiente, en 1906, Carvajal supo que se celebrarían otros Juegos Olímpicos, esta vez en Atenas. El Andarín encontró los mismos obstáculos económicos que había encontrado para la cita de San Luis y aplicó a la nueva situación el mismo remedio. Comenzó a hacer exhibiciones públicas, tocado con su indumentaria de andarín y haciendo sonar su inseparable y ya notorio silbato. Se cuenta que el paso del Andarín era seguido por docenas de chiquillos y al concluir las agotadoras jornadas de hasta 10 horas diarias, visitaba los comerciantes y directivos de instituciones privadas para recabar su cooperación económica. Y un buen día, Félix empacó su maleta y partió en un vapor para Grecia. Vamos a dejar a nuestro andarín por un rato, navegando hacia tierras helénicas y vamos a esclarecer cualquier duda sobre estos Juegos Olímpicos de1906. Hubo Juegos Olímpicos en 1896, en el 1900, los del 1904 en San Luis con las manzanas de Carvajal, luego en 1908, en fin cada 4 años celebrando cada Olimpiada. A los juegos del 1906 en Atenas se les llamó Juegos Intermedios y eran parte de un nuevo itinerario que contemplaba hacer Juegos, también cada 4 años, pero que cayeran entre los Juegos Olímpicos internacionales que organizarían en distintas ciudades. Los Juegos Intermedios serían ofrecidos, en todas las ocasiones en Atenas, Grecia. Esto trajo una lucha entre el comité olímpico griego y Pierre de Coubertin, fundador y presidente del Comité Olímpico Internacional (COI). Queriendo los griegos hacer los Intermedios y el Barón presionando por el formato que hoy tenemos. Pues bien, los Juegos Intermedios se hicieron ese año y fueron un éxito pero, aunque se otorgaron medallas, el COI no las reconoce. ¿Y qué pasó con nuestro andarín al que dejamos navegando rumbo al Pireo? Bueno, llegó Félix a Atenas pero tarde, llegó 3 días después de que el maratón había tenido lugar. Pero se dice que esto no fue obstáculo para que nuestro peripatético personaje hiciera exhibiciones y entrara en competencias en varias ciudades del antiguo continente. Se cuenta que compitió en Santander, San Sebastián, Madrid, Barcelona, Burdeos, Saint Nazaire, París, Marsella, Génova, Milán, Pavía, Monza y Roma. Ya de vuelta en cuba, se sabe que Carvajal doblegó al estadounidense Shelton dándole vueltas a los terrenos de pelota de Carlos III en marzo del 1907. Se dice que en 1928 le dio 4,375 vueltas a la Manzana de Gómez durante 6 días con 6 noches, alimentándose solamente de jugo de naranja. Se sabe que recorrió, entre el 1º de enero al 23 de septiembre de 1930, la distancia de la Carretera Central desde Guane hasta Santiago de Cuba. No todas sus actividades tuvieron ese glamour, en su vida hizo muchas exhibiciones en los carnavales y se paseó, como hombre sándwich, con carteles en pecho y espalda para ganarse unos pesos. Antes de ser ordenanza del Ministerio de Defensa fue portero del Hotel Inglaterra. En enero de 1949 hizo su última exhibición pública en el Estadio del Cerro cuando, después de acompañar a pesar de una hernia que padecía, al argentino Gerrero en una circunvalación de La Habana, se lanzó al terreno y dio varias vueltas haciendo sonar su silbato. Los aficionados, puestos de pie, lo aplaudieron por varios minutos. El Andarín exclamó ‘para que vean que todavía corro”. Tres semanas más tarde moriría víctima de una embolia fulminante a los 83 años. Los escribidores del régimen han escrito que Carvajal vivía bajo el puente de La Lisa, para bajarle el piso a nuestro hombre y tratar de equipararlo en miseria a gran parte de nuestro pueblo de hoy. Pero el artículo de Bohemia que cité, es explicito y prolijo en detalles. Carvajal vivía en una pequeña y muy modesta casa que tenía en una parcela de alrededor de una manzana de superficie y que él llamaba con típica pompa criolla, “mi finca”. Pagaba un alquiler de $10.00 al mes por el terreno y tenía además un viejo automóvil al que mantenía inmaculado. Carvajal cultivaba calabazas, limones, plátanos y otras verduras y hortalizas, las cuales vendía. Pero no era buen vendedor o negociante y regalaba parte de su cosecha a sus vecinos y amigos. No es el arte de la negociación parte inherente de hombres que viven literalmente a la carrera, ni la paciencia es característica de los andarines. El 27 de enero de 1949 una vaca propiedad del jamaicano Alejandro Ayen entró en la finca de Carvajal y comenzó a comerle un plantón de fresca hierba guinea que el andarín tenía sembrada. Carvajal amarró la vaca y desafió al jamaicano a que viniera a sacarla. El disgusto de la bronca le causó la embolia y cayó fulminado. Bohemia describe las pertenencias de Carvajal en su austera morada. “Al pie de su cama cuelga una gran bandera cubana descolorida. Sobre la bandera, colocadas cuidadosamente, las medallas que había ganado en competencias internacionales. Debajo de la enseña nacional las copas y otros trofeos” que dan validez a lo que contaba y a lo que se decía. Sobre la cama hay un letrero que dice: “Esta cama fue comprada por el Andarín Carvajal en el año 1905 en Valladolid, España. En ella nació la Marquesa de Balboa. El colchón es de lana de camello”. No cabía duda, dormía en noble lecho este trotamundos pintoresco, quien detrás siempre de una estrella, corrió, corrió y murió libre.